MOVILIDAD SOSTENIBLE

By juan david hurtado bedoya - agosto 01, 2018


MOVILIDAD SOSTENIBLE

Articulo central Edición Especial N° 100 Periódico El FARO




La Nueva Agenda Urbana, adoptada en la conferencia Hábitat III en Quito, Ecuador en 2016, estima que para el año 2050 la población urbana se duplicará, haciendo de la urbanización una de las tendencias más transformadoras en el siglo XXI; aunque el censo administrado por el DANE diga que para el presente año somos apenas 72.837 habitantes santarrosanos, la realidad percibida es otra, y seguramente somos ya más de 100 mil habitantes, lo que no solo es un reto para la movilidad actual y futura, sino también para una ciudad que sigue siendo administrada y pensada como si fuera un pueblo de 30 mil habitantes. El término movilidad no solo se refiere a tráfico de autos, este es solo uno de los componentes de ésta; la movilidad sostenible supone 
el uso de un modelo de transporte que mitigue los impactos negativos en el ambiente y procure una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, a partir de estrategias como el uso de sistemas integrados de transporte público, sistema de parqueaderos, el uso de la bicicleta y otros vehículos que utilicen energías renovables, en remplazo del carro particular (carro y moto), mejorando vías, andenes, intersecciones; el favorecimiento de peatón y los sistemas de transporte masivo sobre otros medios de transporte entre otras estrategias. Cuando se habla de movilidad sostenible no solo se está hablando de  la movilidad al interior de una ciudad sino también se habla de su conectividad con la región y el país, reducir el número de vehículos que circulan por las vías y que la contaminación, emisiones de gases, ruido y accidentalidad producidos por los automóviles disminuya.
Situaciones como un volumen desmedido y evitable de vehículos en las vías públicas, que es totalmente apreciable en diferentes puntos de una ciudad donde el tráfico se concentra y colapsa, son causadas por situaciones ya muy identificadas y diagnosticadas por expertos, en primer lugar, aproximadamente un tercio de los desplazamientos en auto (carros o motos) que se realizan diariamente son de menos de 2 kilómetros, por lo que podrían hacerse a pie o a través de otro medio menos contaminante; segundo, la ocupación promedio de los vehículos en países como el nuestro, no llega a los dos pasajeros por auto; tercero, los datos de contaminación (ruido y emisiones de gases contaminantes), relacionada con los medios de transporte sigue aumentando cada año, a pesar de las políticas orientadas a reducir esta contaminación; Cuarto, nuestras ciudades carecen de sistemas de transporte masivo eficientes, mientras la oferta de transporte público sea tan costosa e ineficiente para el ciudadano, como lo es en Colombia, de baja calidad, insegura y contaminante y sin integración con  otros medios, generará que las personas tengan que pagar varios pasajes para llegar sus destinos, lo que estimula a estos usuarios a cambiar a otros tipos de vehículos particulares como la moto, que hoy día se convierte en uno de los retos más difíciles para la movilidad, pues la alta accidentalidad y la masificación de este medio frente a la pobre oferta de transporte público masivo, generara día a día mayor congestión y contaminación, es decir CERO Movilidad Sostenible.  
En Santa Rosa de Cabal por ejemplo, jamás la movilidad ha tenido un estudio serio y el éxito de una política pública de esta importancia, solo es posible si se parte de un buen diagnóstico. Ejemplos de Movilidad sostenible hay por todo el mundo y en ciudades muy similares a la nuestra:

SISTEMA DE TRANSPORTE MASIVO: Es la opción que genera mayor movilidad sostenible en cualquier ciudad, siempre y cuando sea un sistema liviano, sin contaminación, que llegue a todas partes de la ciudad, que esté conectado a otros sistemas y que incluso conecte con sistemas de transporte hacia otras ciudades. Debe ser económico, nunca podrá ser más costoso que desplazarse en auto particular, cosa que en Colombia no sucede, de allí que el uso de la moto este masificado.

BICICLETA: Es el mejor ejemplo de movilidad urbana sostenible, es el vehículo del futuro. Alrededor de 2.500 millones de personas en todo el mundo la usan para sus trayectos diarios. Muchas ciudades se unen a la cultura “Amigos de la Bici”, y es que sus ventajas no son pocas. Para las personas, mejora la calidad de vida y aumenta su actividad física. Para la ciudad, reduce la contaminación y disminuye el ruido y los problemas de tráfico.

AUTO COMPARTIDO: Funciona de dos formas, “Car pooling” ciudadanos que se desplazan desde y hacia destinos similares comparten el vehículo y los gastos entre varios; se disminuye el uso de varios vehículos en la misma ruta descongestionando y se evita la contaminación de varios autos que se cambian por uno solo; existen apps que permiten encontrar compañeros de viaje. También, Autolib, en ciudades de mayor desarrollo de este tipo de propuestas este es un servicio que permite alquiler un auto por un tiempo determinado.

MEDIDAS RESTRICTIVAS Y/O ECONÓMICAS: Que viene imponiéndose con éxito en ciudades con muchas autopistas y consiste en cobrar una tarifa a los vehículos particulares para poder transitar por las vías urbanas en determinados horarios y rutas (Peajes urbanos); parqueaderos costosos, medidas como días sin carro y pico placa. Así, se motivan a usar el transporte público o a compartir el vehículo.

SISTEMAS INTELIGENTES DE MOVILIDAD: Los sistemas inteligentes de movilidad utilizan datos proporcionados por sensores y cámaras repartidos en la ciudad para dar información en tiempo real a conductores y peatones sobre el tráfico. Estos sistemas también pueden ser muy útiles para los estudios sobre movilidad.

SISTEMAS INTELIGENTES DE PARQUEO: En los centros urbanos, muchos atascos de tráfico se ocasionan por conductores que buscan estacionamiento; el sistema genera cierre y apertura de espacios para estacionar de acuerdo al tráfico, así cuando una vía debe estar despejada en ciertos horarios para el tráfico, este sistema la habilita o no como parqueadero. Este sistema ayuda a agilizar el estacionamiento y así reducir el tráfico de la zona.

En movilidad casi que todo está inventado y ensayado, ejemplos sobran en el mundo entero de ciudades como la nuestra con sistemas de movilidad sostenible de donde tomar muchas ideas. Primero pongámosle seriedad, ¿Seguimos feriando el municipio o lo organizamos y lo volvemos eficiente? y segundo, pensar en grande, como ciudad, pensemos a 20 años o más  no a 4 años, y para ello me atrevo a proponer estudiar lo siguiente:

1.  Favorecer el transporte masivo y la integración del mismo con otros medios: Transporte urbano: tenemos un básico servicio de transporte urbano que a través de busetas que hoy día son más pequeñas, livianas y eficientes que hace unos años y con rutas que conectan el sector urbano y el sector suburbano en gran parte, con frecuencias eficientes. Pensemos siempre en mejorar, un tranvía o sistema ligero, en el centro de la ciudad, eléctrico, sin emisiones y sin ruido, como el de Medellín, como el de Pereira cuando tenía escasamente 30 mil habitantes, con una ruta similar a la que hoy tienen las busetas en el centro y que se integre en sus extremos a las rutas de buses urbanos e inter municipales, en estaciones donde por ejemplo podemos habilitar espacios comerciales para mejorar y dignificar allí el sitio de trabajo de muchos de nuestros artesanos y vendedores informales y nuevos emprendedores, favoreciendo nuestra economía local.  Evitar que buses ingresen al centro urbano, disminuyendo así emisiones, despejado calles y permitiendo mejor tráfico. Un solo pasaje que conecte a toda la ciudad e incluso con Dosquebradas y Pereira, al sistema de Transporte Intermunicipal, donde qué bueno es de nuevo pensar en grande, porque no plantear un sistema de cable que conecte ese sistema urbano propuesto anteriormente con el sistema de transporte masivo de la capital; ayudaría además a que estudiantes universitarios y trabajadores santarrosanos no tengan que pagar varios pasajes al día para llegar a sus destinos en Pereira, Dosquebradas y la Virginia. Que sea el municipio quien a través de una empresa PROPIA de transporte público opere, lidere y administre este “negocio”, NECESITAMOS QUE EL MUNICIPIO MEJORE SUS INGRESOS, recuperemos el patrimonio santarrosano, nos quedamos sin telefónica, sin planta de generación eléctrica, sin muchos predios que antes eran de propiedad del municipio y hoy resultaron en manos de privados, vamos rumbo a perder el servicio de agua potable y aseo, los centros educativos, los escenarios deportivos y ahora hasta las calles.

2.    Favorecimiento de medios alternativos de transporte, las ciudades modernas han entendido que la bicicleta es una herramienta importantísima para la movilidad sostenible, ya habíamos planteado en los estudios de actualización del PBOT del año 2015 un sistema de ciclorutas que conecta el sector urbano y que ayudaría a estimular sobretodo que estudiantes puedan tener un sistema seguro, que deberá contar con bici parqueaderos integrados al sistema masivo de transporte y con un sistema gratuito de uso de bicicletas públicas; ahora bien, si privatizamos las calles con zonas azules, ¿Por dónde iremos a trazar y construir las ciclorutas? Tantos problemas de contratación de transporte escolar cada año, no sería mejor, como sucedía hace algunas décadas, ¿ver pasar los estudiantes en bicicletas rumbo a sus escuelas?

3.    Un sistema de aprovechamiento económico del espacio público, este no puede seguir feriándose al mejor postor, usar el espacio público es legal pero debe pagarse por ello, así como un negocio paga un arriendo a un particular por un local, cuando este negocio, sea el que sea, use el espacio público, debe hacer bajo unas reglas claras, con permisos y pagando al municipio por ese uso. Las herramientas para mejorar los ingresos municipales están hechas en la ley hace mucho, lo que pasa es que en Santa Rosa de Cabal no las usamos. 

Son solo ideas de proyectos estratégicos de movilidad y de ciudad, que pueden trabajarse desde un PLAN INTEGRAL DE MOVILIDAD MUNICIPAL a varias décadas, faltan muchas claro, este espacio es corto, son ideas que requieren de un estudio de factibilidad económica, técnica y ambiental muy serio, pero son la oportunidad de tener un municipio sostenible, eficiente, ambientalmente mejor, más feliz, pero sobretodo productivo. Cualquier medida que mejore la movilidad es un impulso al desarrollo de la economía local. El debate queda abierto y nos llevara tiempo no solo ponernos de acuerdo sino materializar un plan que favorezca a todos y no a unos pocos.  Pensemos en grande, ya no somos una villa o un pueblo, somos una ciudad.

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios